Guía útil: Hechizos de Amor

“Cuando Laura era pequeña solía tener comportamientos que su entorno veía como raros. Tenía costumbre de hacer mejunjes con diferentes hierbas, de colocar velas frente a un altar y recitar poemas y frases varias veces. Era una niña muy curiosa y compleja que, a menudo, prefería observar lo que sucedía a su alrededor y mirar todo lo que se encontraba. Era amable con todos los niños pero, a menudo, prefería estar sola. Pasaron los años y Laura se dedica a la videncia profesional”. La historia de Laura es una de las muchas que podemos encontrar cuando hablamos de videncia. Esos rituales que hacía esa niña que después se dedicaría a lo que mejor se le daba no era más que una versión infantil de hechizos de amor.

hechizos de amor

Qué son los hechizos de amor

Un hechizo de amor se puede definir como una acción ritual que tiene como objetivo que la persona amada se fije en el interesado, que exista una reconciliación de pareja o que se reanude un lazo de amor que fue roto en un pasado. Los hechizos de amor son rituales muy potentes que no pueden ser llevados a cabo por cualquiera. Como sucede con la historia de Laura, ocurre que estos poderosos hechizos pueden tener consecuencias nada deseables si no se ponen en manos de quién tiene amplios conocimientos en ellos.

Cómo se hacen los hechizos

Existen numerosos procedimientos para llevar a cabo hechizos de amor aunque para poder crear un ritual adecuado es necesario que tengas en cuenta algunas preguntas a las que debes dar respuesta:

¿Qué es lo que pretendes? Antes de nada deberás saber lo que quieres. ¿Te atrae esa persona pero ni tú misma estás segura? En ese caso el hechizo de amor será otro. A este respecto, siempre se aconseja contactar con profesionales; no tanto porque no seas capaz de hacer un ritual (¡Todo el mundo sabe!). Lo que diferencia una sesión con una profesional es que va más allá de lo evidente y te da las recomendaciones oportunas según tu caso en concreto.

Los hechizos de amor tienen una bien merecida fama de funcionar y eso tiene mucho que ver con quién realiza la magia blanca. A menudo, aparecen en la red consejos e, incluso, recetas para hacer conjuros de amor. El problema es que la magia no es ni un juego ni un dibujo. No se puede borrar ni se puede decir que uno se ha aburrido de un hechizo de amor. Es por todo ello por lo que existen profesionales en el ámbito. No es porque todos nosotros no seamos capaces de hacer amarres de amor. Es porque hay mucho más.