Ritual para quedarme embarazada

ritual para quedarme embarazaraEn la vida de toda mujer llega un momento en el que aparece la vena maternal y es cuando toda mujer busca por todos los medios posibles ser mamá. Si eres una de las mujeres deseosas de traer a un bebé al mundo, seguro que muchas veces te preguntarás: ¿cómo puedo quedarme embarazada con más facilidad? Si, en efecto, ésta es una de tus preguntas más frecuentes existen personas que pueden ayudarte en cuestión de segundos, siempre podrás acudir a tu tarotista de confianza, pues te podrá informar de numerosos rituales para conseguir tu objetivo. Por ello, te presentamos el perfecto ritual para quedarme embarazada. ¿Estás embarazada? También puedes consultar el tarot.

Para que vayas poniendo en práctica los rituales y satisfagas tu deseo de ser madre, nosotros te daremos toda la información sobre uno de los más efectivos y, si surgiera alguna duda, tu tarotista estará esperándote para contestar tu pregunta: “¿cómo puedo quedarme embarazada?” y todas las que surjan en tu mente.

Materiales del ritual para quedarme embarazada

  • Una bolsita o un saquito de cuero. Es muy importante que el material sea cuero.
  • Tres piedras, en concreto: un cuarzo blanco, una amatista y una venturina.
  • Un ramillete de romero fresco.
  • Sal.
  • Agua.
  • Un plato de cerámica blanco.
  • Incienso de sándalo.

Preparación del ritual

  1. Primero de todo, debes saber que este ritual para quedarme embarazada ha de ser comenzado una noche de luna llena. Esa misma noche deberás ducharte con normalidad, con el único añadido de que al terminar deberás frotarte por todo el cuerpo sal para eliminar cualquier rastro de energía negativa. Cuando termines, sécate con toallas blancas.
  2. Seguidamente lavaremos las tres piedras para eliminar cualquier residuo y energía negativa y las colocaremos sobre el plato sin secarlas.
  3. Encenderemos el incienso y purificaremos el ramillete de romero y el saquito pasándolos siete veces por el humo que desprende el incienso.
  4. Terminada la purificación, dejaremos todo cargándose de la energía que desprende la luna llena y lo recogeremos al día siguiente para que los rayos del sol también le den su poder.
  5. Guardaremos las tres piedras en el saquito y lo colocaremos cerca de nuestra cama y el ramillete de romero debajo de nuestro colchón.
  6. Por último, una vez te quedes embarazada, guarda en un cajón el saquito y deshazte de él cuando tu bebé haya cumplido un mes de vida.