VIdente del Amor

Hoy en día, en un tiempo en el que las prisas y la falta de contacto y tiempo caracterizan nuestras vidas, tenemos más carencias afectivas que nunca. Sentirse solo, abandonado, triste e infeliz es algo habitual en todos los entornos y si te sientes así, un vidente del amor puede ser tu solución definitiva.

 Debes saber que tener estos sentimientos es algo completamente normal y que todo esto tiene una solución más que accesible. Si estás leyendo ésto y te sientes identificado, continúa leyendo para superar todo aquello que hace de ti una persona infeliz e incompleta.

VIdente del Amor

Vidente del Amor ¿Qué son?

Los videntes del amor son aquellas personas que poseen capacidades y habilidades para realizar rituales de amor que cambien las realidades. Esto quiere decir que pueden llegar a cambiar la idea de la persona amada sobre ti y que tienen el don de cruzarse en la vida de las personas para cambiar nuestros destinos.

Nuestros videntes del amor son expertos clarividentes formados desde la infancia. Son auténticos expertos en la concentración de energías y en la averiguación de informaciones e indicios que les permiten interpretar las realidades mundanas.Además, son seres con un sentido extremadamente desarrollado de la empatía y de deseo de la felicidad ajena.

Son plenamente conscientes de las carencias que experimentan las sociedades actuales y ofrecen sus almas a cambio de hacer del mundo un lugar mejor comunicado con otras dimensiones y con todos aquellos recursos que hagan de él un lugar más feliz.

Dentro del mundo de la clarividencia y el espiritismo, los videntes del amor son los brujos más cotizados, ya que realizan rituales a personas y para personas. Esto hace que sean personas muy sociables y muy bien consideradas entre el resto de seres humanos, ya que es muy evidente que prestan ayuda y que son seres dignos y merecedores de nuestra confianza.

Nosotros, como expertos en ciencias místicas y astrales, te recomendamos que te pongas en manos de la mejor vidente: Esmeralda. Toda una profesional del panorama clarividente internacional en la que confiamos plenamente por su amplísima trayectoria y experiencia.

Cuenta con dones innatos y adquiridos para solucionar cualquier asunto amoroso y es el estandarte de la videncia española gracias a su larga trayectoria y a sus muchos años en los que ha acumulado éxitos profesionales al servicio de las personas.

Función del Vidente del Amor

La función principal del vidente del amor es la de contribuir a la felicidad de la especie a través de mecanismos interpersonales que proporcionan paz y satisfacción.

La demanda de estos adivinos se basa en que son expertos en la localización de energías. Teniendo tal visión de las realidades espirituales, su función consiste en redirigir esas energías que localizan para conseguir los resultados que tanto deseas.

También son expertos en el manejo de actitudes y personalidades. Esto quiere decir que pueden enseñarte a moldear tus comportamientos para que tu mente esté más receptiva y abierta a todo lo bueno que vaya a ocurrirte. Al ser los videntes del amor personas muy sensibles y perceptivas, saben exactamente qué es lo que tienes que potenciar para alimentar tu atractivo respecto a la persona la deseada y te darán consejos realmente efectivos y favorables al fin deseado.

 Además, son personas que te acompañarán en todas y cada una de las fases del proceso amoroso. Son un soporte técnico 24 horas que escucharán las novedades que tengas que contarles y que recibirán todas las informaciones de manera atenta y proactiva.

Dones del Vidente del Amor

Teniendo en cuenta las funciones previamente asignadas a los videntes del amor, estos hechiceros deberán contar con una serie de dones innatos y perfeccionados con el paso de los años y la experiencia.

Principalmente, son personas perceptivas que detectan energías y que saben conducirlas. Es por esto que se dice que son personas influyentes y con un gran carisma.

Además, son personas muy sensibles porque son capaces de detectar en las personas todo aquello que desean transmitir y porque el dolor ajeno les conmueve tanto como para emplearse a fondo con cada ser humano que acude a ellos.

Saben escuchar de manera proactiva y son persistentes en sus funciones. Realizarán tantos intentos como les solicites y te prestarán su ayuda siempre que lo desees. Transformando esta disposición en cualidad podría decirse que son personas con un sentido muy arraigado de la justicia y con una inmensa generosidad respecto a la especie humana.

También es destacable que los videntes del amor son personas muy experimentadas en la vida en general y el el amor en particular. Conocen a la perfección los males del amor y ven las situaciones con una perspectiva comparable a la de oráculos y maestros de las comunidades más antiguas que ostenta cada cultura.